Histamina, dieta, déficit de DAO y migraña, una estrecha relación

ebook-déficit-de-DAO-y-migraña-3

Consigue el eBook gratuito "déficit de DAO y migraña"

Toda la información acerca de:

  • Etiopatogenia y síntomas
  • Causas y Diagnóstico del déficit de DAO
  • Alimentos ricos en histamina y otras aminas biógenas
  • Fármacos inhibidores de la DAO
  • Claves en el manejo dietético de la migraña: dieta, control farmacológico y suplementación DAO
  • Evidencias Científicas

¿Quiere saber si sus síntomas pueden tener su origen en el déficit de DAO?

Histamina alimentaria

Estructura química de la molécula de histamina.

A pesar de la ubicuidad y la variedad de funciones biológicas que desarrolla la histamina, niveles elevados de histamina en plasma provocan efectos perjudiciales sobre el organismo a nivel gastrointestinal, neurológico, dermatológico y muscular, entre otros, ya que también se encuentra implicada en el desarrollo de la fibromialgia y el TDAH. En la migraña y cefaleas, niveles elevados de histamina alimentaria intervienen directamente en la causa del dolor y las alteraciones sensoriales propias de estas patologías. Esta asociación se ha evidenciado mediante la administración experimental en estudios clínicos de dosis altas de histamina por vía intravenosa (0,5 µg/Kg), tras la cual se producía migraña, cefaleas y el resto de síntomas gastrointestinales, dermatológicos y musculares desencadenados por el déficit de DAO (también conocido como intolerancia a la histamina).

En cuanto a sus funciones biológicas, la histamina, una molécula presente en todos los seres vivos, es un compuesto vital para el organismo siendo la mediadora de procesos como la inflamación, las alergias, las secreciones de ácidos gástricos, la neuromodulación y la regulación de la función inmune. La histamina está presente en todos  los alimentos en diferentes proporciones e incluso en proporciones variables dentro del mismo tipo de productos alimentarios. Sus niveles pueden variar asimismo en dependencia de los diferentes procesos de fabricación y conservación que hayan seguido los alimentos. Ésto último es debido a la presencia de bacterias con metabolismo capaz de generar histamina a partir del aminoácido histidina, constituyente de las proteínas.

Déficit de DAO

La principal causa del aumento de histamina alimentaria en plasma es el déficit de DAO. La enzima Diamino Oxidasa (DAO) es la enzima que metaboliza la histamina a nivel intestinal. El déficit de DAO consiste en una disminución en la actividad metabólica y/o una carencia en los niveles de la enzima Diamino Oxidasa, permitiendo el traspaso de la histamina al torrente sanguíneo, a través de la mucosa intestinal, extendiéndose por todo el organismo y afectando a tejidos y órganos.

Aproximadamente el 15% de la población padece Déficit de DAO, siendo más prevalente en mujeres que en hombres. El cuadro sintomático del déficit de DAO incluye comorbilidades a nivel gastrointestinal, cutáneo, muscular y se encuentra asociado a fibromialgia y TDAH. De promedio un 20% de los afectados presenta 1 o 2 síntomas, un 41,3% 3 o 4, y un 33,8% más de 5, puediendo ser su origen génético o adquirido. Una de las consecuencias más reconocidas de este trastorno metabólico es la migraña: a pesar de su etiología multifactorial, diferentes estudios han evidenciado que el déficit de DAO se relaciona con la aparición de migraña, siendo la prevalencia de déficit de DAO en pacientes con migraña del 87% de los casos.

La investigación llevada a cabo conjuntamente con la Cátedra de Nutrición y Bromatología de la Universidad de Barcelona y que concluyó en mayo de 2010, demostró que el 95% de los pacientes de migraña tienen una reducida actividad DAO, y en el 49% de los casos los pacientes de migraña presentaron un valor de actividad de la enzima DAO «muy reducido».

En estudios en los que se ha utilizado suplementación DAO en pacientes con migraña y diagnosticados de déficit de DAO, se han conseguido reducir de manera significativa la duración, intensidad y número de ataques totales de migraña al mes, así como el resto de síntomas a nivel gastrointestinal, cutáneo y muscular asociados al déficit de DAO. Los niveles de seguridad y carencia de efectos adversos, a diferencia del resto de tratamientos farmacológicos, han permitido que la suplementación DAO sea indicada para el manejo dietético de la migraña y cefaleas ocasionadas por déficit de DAO, pudiéndose utilizar de manera continuada para casos de migraña y cefaleas crónicas.

Causas del Déficit de DAO

Se han determinado diferentes factores involucrados en el origen del déficit de DAO: factores genéticos (variantes del gen de la enzima DAO asociadas a bajos niveles de actividad enzimática, la más extendida), factores farmacológicos (se han determinado más de 90 fármacos que reducen la producción o actividad de la enzima DAO, o que producen una liberación de la histamina endógena) y factores patológicos (patologías en las que la mucosa intestinal, lugar donde se produce enzima DAO, está afectada, como colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn). 

Factores genéticos

De todos los polimorfismos encontrados en la secuencia del gen de la enzima DAO (gen AOC1) tres de estos polimorfismos (con referencia: rs1015611, rs1049742 y rs1049793) producen baja actividad enzimática en la metabolización de la histamina. El estudio genético es la primera línea de diagnóstico del déficit de DAO.

Factores farmacológicos

Existen alrededor de 90 fármacos, algunos de ellos de uso muy común, implicados en el déficit o en la baja actividad de la enzima Diamino Oxidasa (DAO). Estos fármacos bloquean o inhiben enzimas implicadas en la metabolización de la histamina, especialmente de la DAO, o liberan histamina endógena. 

Factores patológicos

El déficit de DAO muestra mayor prevalencia en la población con enfermedades inflamatorias intestinales, como la Colitis Ulcerosa y la Enfermedad de Crohn. Los postoperatorios intestinales y los tratamientos de quimioterapia también son desencadenantes habituales del déficit de DAO.

Claves para el manejo dietético de la migraña

1. Dieta baja en histamina

El primer paso consiste en seguir una dieta estricta baja en histamina y otras aminas biógenas durante 2-4 semanas. De esta forma comprobamos si sufrimos intolerancia a la histamina. Para ello es recomendable llevar un diario en el que anotemos las comidas y la intensidad, duración, etc de nuestros síntomas . Si los síntomas remiten o disminuyen en cierto grado con la dieta, se evidencia que existe una intolerancia a la histamina. Se debe de realizar siguiendo las recomendaciones de nuestro médico/nutricionista debido a la dificultad nutricional inherente a estas dietas.

Se debe reducir la ingesta de alcohol y conseguir una dieta baja en histamina, aunque puede ser muy difícil de conseguir, pues todos los alimentos contienen histamina y pocos o muy pocos incluyen la cantidad de histamina en su etiquetado. Pero en general conviene tenerlo muy presente y recurrir a alimentos pobres en histamina. Para ello consulte a su médico y/o nutricionista.

Dieta baja en histamina y otras aminas biógenas

Categoría

Alimentos ALTOS en aminas

EVITAR

Alimentos BAJOS en aminas

CONSUMIR

Vegetales

Espinacas, berenjena, tomate, aguacate, chucrut, pimiento verde, maíz dulce, setas, brotes de soja.

Brócoli, coliflor, pepino, zanahoria, judías verdes, cebollas, ajo, calabacín, lechugas, alcachofas, boniato, calabaza, coles de bruselas, nabos, coles, endivias.

   

Frutas

Naranja, pomelo, limón, mandarina, kiwi, papaya, fresas, piña, plátano, maracuyá, ciruela, pera. Jugos de estas frutas.

Sandía, melón, melocotón, nectarinas, paraguayos, uvas, manzanas, coco, frutos rojos (no fresas), higos, albaricoque.

   

Cereales

Trigo, con moderación espelta, kamut, centeno, avena. Alimentos procesados con base de harina de trigo como pastas, pizza, galletas…

Arroz integral, espelta en grano, mijo, trigo sarraceno, quinoa, avena sin gluten.

   

Pescados y Mariscos

Pescados azules, crustáceos (gambas, langosta, langostinos), conservas de pescados y mariscos.

Pescados blancos frescos.

Lácteos

Quesos curados, quesos de vaca, leche, lácteos fermentados (Kéfir, yogur). Postres lácteos, helados. Leche de soja, yogur de soja.

Queso fresco de cabra o de oveja. Leches vegetales de coco, avena o arroz.

   

Otras proteínas animales

Carne de cerdo, clara de huevo, carnes curadas (salchichas, jamón, salami, fuet..)

Ternera, aves de corral, otras carnes frescas o con muy pocos días de congelación.

   

Bebidas

Todas las bebidas alcohólicas especialmente el vino tinto, cerveza, vino blanco, champán o cava.

Agua, té blanco, roibos, infusiones de hierbas frescas, leches vegetales sin azúcar.

Frutos secos y semillas

Nueces, pistacho, semillas de girasol, almendras.

Todas las semillas excepto las de girasol. Avellanas, nueces de brasil, macadamia, anacardos.

   

Legumbres

Garbanzos, guisantes congelados, soja, alubias verdes y moradas.

Alubias rojas, lentejas, azuki, habas.

   

Hierbas y especias

Regaliz, especias en pequeñas cantidades, salsa de tomate.

Hierbas aromáticas frescas como cilantro, perejil, albahaca.

Otros

Chocololate de cualquier tipo y sus derivados, alimentos fermentados (vinagre, conservas, encurtidos, kéfir, chucrut, miso).

Algarroba, algas.

 Recomendaciones

Consumir los alimentos frescos (sin largos periodos de refrigeración), no consumir alimentos congelados. Hervir las verduras reduce su contenido en histamina (desechar el agua).

2. Diagnóstico primario del déficit de DAO

Se debe de realizar un diagnóstico de déficit de DAO, para comprobar si la intolerancia es debida a una falta de actividad enzimática DAO. El diagnóstico indicado para determinar el origen primario del déficit de DAO es el "Estudio de genética molecular de actividad de Diamino Oxidasa (DAO) (AOC1-V)" disponible en farmacias especializadas en déficit de DAO, farmacias online y amazon.

3. Suplementación DAO

Siempre que el déficit de DAO haya sido diagnosticado por un origen genético conviene que se reestablezca los niveles de actividad de esta enzima mediante complementación exógena de enzima DAO, suplementación DAO, permitiendo el correcto manejo dietético de los síntomas.Los suplementos DAO para la migraña se pueden encontrar en farmacias especializadas en déficit de DAO, farmacias online y en amazon.

4. Control médico de los fármacos inhibidores de DAO y liberadores de histamina

Es importante que su médico realice un control de su consumo de medicamentos con efecto inhibidor de la histamina o liberador de histamina endógena, dentro de la medida de lo posible. De este modo se puede conseguir restablecer de manera correcta los niveles y actividad DAO aumentando la eficacia del manejo dietético de los síntomas.

Se debe eliminar o reducir, en la medida de lo posible, el consumo de medicamentos que inhiben la actividad de la enzima DAO y por lo tanto la metabolización de histamina. También se debe de controlar el consumo de aquellos medicamentos que ocasionan una liberación endógena de histamina. Para ello consulte a su médico.

El embarazo protege frente a la acumulación de histamina y la migraña

En las mujeres pacientes de migraña durante el embarazo se reduce la frecuencia e intensidad de sus crisis de migraña. Esto es generalmente debido a dos factores:

  • Durante el embarazo se disminuye la ingesta de medicamentos.
  • Durante el embarazo la placenta produce un altísimo nivel de DAO, 500-1000 veces superior a la producción normal.

De modo que la mujer embarazada queda protegida frente al exceso de histamina.

ebook-déficit-de-DAO-y-migraña-3

Consigue el eBook gratuito "déficit de DAO y migraña"

Toda la información acerca de:

  • Etiopatogenia y síntomas
  • Causas y DIagnóstico del déficit de DAO
  • Alimentos ricos en histamina y otras aminas biógenas
  • Fármacos inhibidores de la DAO
  • Claves en el manejo dietético de la migraña: dieta, control farmacológico y suplementación DAO
  • Evidencias Científicas

¿Quiere saber si tus síntomas pueden tener su origen en el déficit de DAO?

Aviso Legal

La información presente en esta página no reemplaza la relación médico-paciente, por lo que en caso de duda recomendamos consulte a su médico y/o nutricionista.